¿Cómo puedo saber si hay criminales en mi barrio

Mi nombre era Rojo

2018.09.26 14:42 allianceMcloud Mi nombre era Rojo

Me llamo Rojo y no, no es por la novela de Panuck como creen mis profesores, tampoco por decisión propia, ni por mis padres, de hecho no conozco a mis padres, no se sus nombres ni como se ven. Me han enseñado que no eran nadie y que la persona que ahora es mi tutor me encontró un callejón rodeado de basura detrás de un teatro. Rojo por la manta que me rodeaba, por la manta que era mi única compañía. Es cierto mi tutor no tienen afecto alguno hacia mí, sino que me tomo como su deber social, siendo él una persona conocida por la prole de esta ciudad, pensó que si me ponía bajo su protección ganaría aún más fama, una persona rica y reconocida adoptando a un don nadie quien bien sus padres podrían ser drogadictos o criminales le sentaría de maravilla. Si soy honesto, si tengo cierto afecto hacia él, sin importar cuantos apodos me ponga ni que tan duro me golpee, siempre le hago caso, siempre sonrió ante las cámaras y recito lo buen padre y tutor que es y cómo sin el yo tendría la misma suerte que la de mis padres.
Supongo que eventualmente lo creí y aún lo creo, sin importar que tan felices vea a otros niños con sus padres sé que nadie es tan bueno y dadivoso como mi tutor, pues me ha puesto en los mejores colegios, me ha dado alimento, cobijo y una oportunidad de no morir rodeado de basura.
Casi no hablamos y cada vez que lo hago tengo que levantar la mano o esperar a que él me dé la palabra, sino recibo una bofetada si bien me va, pero aun así puedo ver que cada vez que me golpea hay algo en sus ojos, no arrepentimiento pero un aire de felicidad, al principio me costó trabajo entender por qué, ahora sé que es porque me quiere ver convertido en alguien mejor y eso le genera orgullo.
A nadie nunca le importaron mis padres y mucho menos a mí, porque debería de importarme gente que me dejo a la deriva, hambriento y a mi suerte teniendo apenas 3 años. Realmente a nadie le importe, nunca nadie se tomó la molestia de buscarme ni nadie me reclamó. Por lo tanto, por qué debería yo de preocuparme en reclamarlos o buscarlos, si yo a ellos no les importe, ellos tampoco a mí.
Mi vida es normal o dentro de los parámetros de normal, atiendo a una buena escuela, tomó clases de viola, practico francés y todo va en orden. Mantengo buenas calificaciones y me alejo de problemas ya que me da miedo que mi tutor se entere y me vaya peor, rectifico no es temor, es respeto a honrar la idea que mi tutor tiene de mí. Lo único que me molesta últimamente es que desde hace un par de días veo más seguido a una mujer detrás de mí, es cierto como protegido de alguien poderoso tengo guardaespaldas a todo tiempo, pero aun así parece que estos no la ven, solo yo. Nunca he querido decir nada al respecto por miedo de que le hagan daño a la mujer que a lo mucho ha de tener unos 35 años.
Un día llegando a la escuela un compañero me ofreció un pedazo de papel, me dijo que una mujer joven y bella quería que yo lo tuviese, gran idea si me lo preguntan, en la escuela tengo espacio libre, en la escuela solo tengo que no meterme en problemas y fuera de eso soy libre, aprendo lo que quiero, respondo lo que quiero y no necesito que gente me diga realmente cómo comportarme. Le pregunte si la mujer le había dicho más cosas, el negó y me dijo que solo le había ofrecido un beso en la mejilla en intercambio porque él me entregase la carta.
La carta olía a flores pero fuera de eso era un papel normal que alguien arranco de una libreta cualquiera. La carta tenía una caligrafía hermosa pensé, dentro escribía que ella sabía que era difícil confiar en extraños pero que me suplicaba que cuando estuviera solo en casa visitara el link escrito en la hoja. Inscrito también se encontraba un usuario y una contraseña.
No sé, sí es buena idea entrar a esa página, al final de cuentas todos sabían quién era yo y más importante aún quien era mi tutor. Esto es una broma, pensé, seguramente mis compañeros quieren que vea algo desagradable o alguien quiere molestar a mi tutor, esto último era gravísimo y sobre todo si él se enteraba. La última vez que alguien intento acercarse a él a través de mí me enteré que al pobre periodista le rompieron más de 7 costillas y que no volvió a usar su mano derecha, obviamente nadie culpó a mi tutor ni lo culparan, pero yo sé que no fue realmente un accidente de tráfico sino los matones de mi tutor.
La curiosidad pudo más que yo, además de que me encuentro en plena pubertad entonces moría de ganas de saber más de esta chica, quizás en el link había fotos de ella o información con la cual sería más sencillo acercarme a ella. Sé que suena mal pero no sería la primera vez que una mujer se me acerca para llegar a mi tutor ya sea por fines laborales o mero interés. Era pasado medianoche y me asegure de que todos en la casa estuvieran dormidos, después abrí mi computadora y metí el link en mi buscador. Lo que apareció fue una página mal diseñada sin colores ni imágenes de la chica solo un texto que me ordenaba descargara un VPN para continuar con el sitio. Al hacerlo apareció otro texto que me aseguraba que todo lo que sabía hasta ahora de mí y del mundo estaba mal. Que mi amado tutor no era más que una farsa y un sujeto que de ninguna manera tenía que llegar a su meta en convertirse en líder del país. No sería la primera vez que leo que mi tutor era malo, pero estoy seguro que ese no es el caso, a veces la gente se siente celosa y quiere dañar a mi tutor que no hace nada más que ayudar a otros pobres como yo.
Pensé que lo mejor era acabar de leer y eliminar el sitio para que nadie pudiera dar con él y mucho menos mi tutor o alguno de sus empleados. El texto en general me decía lo que todo mundo ya alguna vez me había dicho de como mi tutor gano dinero y poder al estafar y engañar a la gente pobre, además mencionaba que mi tutor venía de un barrio muy pobre y que desde pequeño había sido un matón, pero repito esto es algo sabido y mi tutor se ha disculpado varías veces sobre el tema. Al final del texto encontré algo que hizo que se me erizara el pelo y que mis piernas no parasen de temblar. Al final de la página había otro link donde al parecer encontraría un video que mi madre o una mujer que se autodenominaba mi madre me había dejado. Mi madre. Desde hace años no pensaba que alguien en algún momento fue mi madre, de hecho nunca le he dado ese nombre a nadie.
Metí el usuario y la contraseña y se abrió, en el video había una mujer que tenía ciertos rasgos parecidos a los míos, que al verla se activó algo en mi memoria que hasta ahora no puedo describir, pero después de activarse no pude parar de llorar, las lágrimas salían a voluntad propia y no podía pararlas. Ella decía que me amaba y que este video se lo dejaba a la periodista oculta del partido comunista donde ella y papá trabajaban. Mi madre o la que decía ser mi madre se llamaba Ana y con voz entrecortada y lágrimas deslizándose de sus mejillas me decía que el partido había sufrido en las últimas semanas muchos asesinatos o atentados que la policía se negaba a investigar, entonces el partido decidió contratar a la periodista que me daría este video. Ana me aseguro que la periodista era amiga de la familia y que era de confiar, que en el peor de los casos donde ella y papá murieran o desaparecieran me daría el video al cumplir los 16 años para que pudiera procesar toda la información y hacer mi propio juicio.
El partido comunista era la resistencia más fuerte en ese momento en contra del partido donde mi tutor ahora se encontraba y si bien en ese momento mi tutor ya tenía dinero suficiente como para hacer lo que quisiese todavía no poseía un cargo tan importante dentro del partido. En ese partido uno avanza hasta llegar a líder al hacer ciertos actos en favor de conservar el favoritismo del pueblo y al asegurar la continuación del poder político. Mi madre creía que mi ahora tutor era el que estaba contratando asesinos a sueldo e incluso matando a las personas más importantes del partido donde ella y papá trabajan. Ella temía que para el finalizar el día la única restante seria ella pues mi padre había salido hace horas y no había regresado. Ellos como líderes se habían mantenido parcialmente protegidos, pero eso no duró para siempre y que ahora temía que habían tomado a mi padre. Mi madre se disculpó por ponerme en la situación en la que me encontraba, que yo había sido el mejor regalo del mundo, que nunca había sentido tanta paz como al escucharme reír y que mi padre y ella nunca habían sido tan felices como fueron al saber que tendrían un hijo. Sollozando esta vez me decía que habían esperado resistencia por parte del otro partido pero nunca de este tipo, no contaban con asesinatos en serie ni que la policía sería tan inútil ni comprada de una manera tan vulgar por mi tutor. Al acabar de decir esto, se tomó su tiempo para calmarse, cogió la cámara y riendo dijo que posiblemente no le creería en ese momento se levantó de la silla y salió del cuarto donde estaba, camino por menos de un minuto hasta que llego a una puerta que decía Andrés, entró y justo ahí en medio del cuarto había una cama donde un niño pequeño dormía, se acercó mi madre lentamente, beso la frente y me mostro el lunar que tengo justo en la mejilla izquierda. Mis manos no dejaban de temblar, todo lo que creía hasta ahora y todo lo que había vivido era una mentira, quería huir, quería parar de llorar, quería encontrar a mi madre.
El video no se detuvo ahí, mi madre escondió la cámara en lo que pareciera un librero cubriéndolo con un pañuelo que era lo suficientemente delgado como para que se pudiesen distinguir figuras. Dejó la cámara, me puso en sus brazos y comenzó a cantarme, me cantaba y me mecía, sé que no podía ver su cara más pero sabía que estaba sonriendo. No sé si mi madre esperaba que en ese momento fueran por ella y por eso me sostuvo en brazos como si fuera la última vez que me vería. Se escuchó un estruendo y vi como mi madre se sobresaltó, pero no busco refugio ni protección, solo me mantuvo en sus manos y siguió cantando. Escuche los pasos pesados de un hombre que subía las escaleras rápido, abrió la puerta, mi madre solo le pidió que me dejara en paz que apenas y tenía consciencia, que no recordaría y que fuera lo suficientemente hombre para dejarme en paz. Entonces lo escuche la voz de mi tutor, la voz con la que había crecido diciendo que tenía razón que él no planeaba solo matarla como lo hizo con mi padre sino que haría que ni siquiera me acordase de ellos, los extinguiría de todo, todos y de lo más importante para ellos de su propio hijo.
–Los va aborrecer, los va a odiar por dejarlo solo y abandonado, de eso me ocupo yo. Dijo mi tutor.
En eso pude ver la sombra de un cuchillo, un objeto afilado se dirigía a la espalda de mi madre que trataba protegerme, vi que el cuchillo salió y entro del cuerpo de mi madre por lo menos unas 15 veces. Ella no gritó, no lloró, solo me mantuvo abrazado. Después de unos minutos vi a mi tutor forcejeando con el cuerpo de mi madre para dejarme ir, mi madre incluso muerta me aferro y fue hasta después de varios intentos que me soltó, empecé a llorar y por un hueco del pañuelo pude distinguir, pude ver que lo que yo pensaba era una manta, con lo que me cubrió mi madre, fue una toalla, una toalla roja con la sangre de mi madre que dio cada gota dentro de sí para no dejarme ir.
La cámara sigue prendida pero al parecer editaron el video porque se corta de la nada y lo siguiente que veo es a la mujer que me persiguió todos estos días. Me preguntaba que quería hacer con esa información, que esta información era suficiente como para exponer a mi tutor y a todo el partido, que con este video que hizo mi madre más la información que ella había hasta ese punto recabado era plausible el arresto de todas las personas involucradas con los asesinatos pero lo más importante es que cumpliera el último deseo de mi madre, que yo viera el video a los 16 y yo eligiera. Seguido aparece un número de teléfono que seguramente es de la periodista y un mensaje que dicta: ¿ya tienes una decisión? y el video acaba.
Mi nombre era Rojo pero ahora sé que el bastardo me ha dado ese nombre pues le parecía una última y gran broma. Las ideas y los sentimientos que me envuelven son demasiados para saber qué hacer, quiero ir a la cocina tomar un cuchillo y cortarle el cuello mientras duerme en la habitación enfrente a la mía, pero sé que no pasaría a sus guardias. Quiero envenenarlo, quiero verlo sufrir porque sé que a diferencia de lo que todo mundo me han dicho, alguien en algún momento me amo. Dejare de escribir, tengo que hacer una llamada.
submitted by allianceMcloud to Hparanodormirpodcast [link] [comments]